Cervantes y sus 8 entremeses

 

Siempre es una ocasión especial hablar de uno de los escritores más importantes de España y el mundo Miguel de Cervantes Saavedra.

Todos conocemos su gran obra El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la mancha, no sólo es la primera novela polifónica de la literatura, sino que es un punto de quiebre para el desarrollo de la literatura moderna.

Aunque se trata de la máxima obra de cervantes la cúspide de las letras españolas la mayor obra literaria de la historia. En esta ocasión hablaremos de otra de las grandes obras de cervantes, aunque sea menos leída o conocida Los Entremeses Cervantinos.

 

Antes de entrar en materia hablemos un poco del autor la vida de miguel de cervantes Saavedra es en realidad un misterio la escasez de fuentes directas han hecho difícil rastrear su paso por los años, aunque se calcula que nació en 1547 cervantes un hombre aventurero e itinerante saltaba de una profesión a otra buscando cómo ganarse la vida fue soldado y perdió el brazo en la batalla de Lepanto contra los árabes y de ahí su apodo el manco de Lepanto, aunque al parecer los que fueran manco como tal, sino que una herida de bala le había dejado el brazo inutilizado.

Cervantes tuvo una vida dura siempre andaba pobre y hasta la cárcel fue por un asunto de corrupción y malversación de fondos, pero tenía un espíritu sensible y era un observador de su cotidianeidad era afecto a la literatura y pronto comenzó a escribir, el éxito le llegó en 1605 con la publicación de la primera parte del quijote que desde el principio fue todo un hit y aunque el libro triunfó y cervantes se volvió conocido siguió siendo hasta cierto punto marginal de los círculos literarios de la época y estamos hablando del siglo de oro español es el florecimiento de la cultura peninsular que contaba con grandes exponentes como Quevedo, Lope de Vega, Calderón de la Barca.

¿Qué es un entremés?

El entremés es una pieza breve que se intercalaba entre los actos de la comedia, tenía un tono de inversión moral, un descanso como un carnaval; la farsa tenía que ver generalmente con la actualidad situaciones relevantes de momento pero que luego se olvidaban eran una distracción.

El entremés era considerado un género insignificante y sin posibilidades estéticas, pero cervantes supo llevarlo al siguiente nivel, cervantes los escribió entre 1609 y 1615, los publicó junto con sus ocho comedias fueron tan importantes incluso en su época que se volvieron la referencia básica del género.

Los entremeses de cervantes parten de una estructura sencilla, pero tiene lazos complejos y muy a su estilo hace una crítica burlesca de la sociedad de la gente de la época de sus usos modos y costumbres tradicionalmente los personajes de los entremeses son arquetipos de la literatura de la época el rufián, el tonto, el sacristán, la esposa adúltera, el cornudo, la prostituta y si bien cervantes sigue por este canon logra dar a sus personajes una dimensión particular.

Cabe destacar que uno de los grandes eventos de cervantes es de retratar la sociedad a través de la gente común era cercano a las clases desprotegidas y su talento era traspasarlas a la literatura.

Por ejemplo;

En el entremés la elección de los alcaldes de daganzo, se cuenta del proceso para seleccionar al gobernante, los candidatos son hombres sin educación ni vocación, pero se les escoge gracias a varios talentos uno de ellos es tan borracho que puede detectar todos los ingredientes de cualquier vino que pruebe, en una ocasión dice detectar sabor a hierro y cuero en su bebida cuando vacían el tonel descubre una vieja llave con prendedor de piel en el fondo, todos se sorprenden, según sabemos no sólo es una exageración en realidad se tomaban en cuenta talentos inusuales para elegir funcionarios en la provincia española pues se consideraba que los hombres adultos y sin educación estaban más cercanos a la justicia de dios que era natural al hombre de la administración.

 

 

8 son los entremeses que componen la colección como el juez de los divorcios son considerados de figuras pues no hay trama ni desenlace claro, solo un desfile de personajes arquetípicos que exponen sus problemas eso sí todos los entremeses tienen diálogos algunos espontáneos que son divertidísimos.

El lenguaje cervantino tiene un alto grado de dificultad para el vocabulario de nuestra época ya muchas cosas ni se entienden y si a eso le sumamos que cervantes utiliza el lenguaje popular mucho peor les recomiendo que busquen una edición con notas al pie de página o en su defecto usen el traductor cervantino.

Pero si bien el lenguaje es difícil también constituye un placer y la mayor experiencia de la lectura, acostumbrados al español moderno incluso en traducciones de otros clásicos literarios, la posibilidad de experimentar el español de otra época logra como ninguna otra cosa transportar al lector en el tiempo y se puede entender mejor lo que era hablar vivir y pensar en la España del siglo XV.

Todos los entremeses desde el más sencillo hasta el más complejo son críticos e ingeniosos.

Aquí presento los entremeses de forma resumida:

El Juez de los Divorcios: una divertida diatriba sobre el deber y el matrimonio y con un montón de indirectas de índole sexual.

El Rufián Viudo: es una farsa entre trúhanes donde uno de ellos llora la muerte de su amante y prostituta, pero se recupera al instante de la pérdida cuando conoce a otra mujer destaca por la aparición de escarramán un personaje de Quevedo.

La Elección de los Alcaldes de Daganzo: se burla de los políticos y la gente de campo.

La Guarda Cuidadosa: va de un soldado celoso que no deja acercarse a nadie a la casa donde vive su enamorada que por cierto no le corresponde.

El Vizcaíno Fingido: es un cuento de pícaros un hombre que engaña a una prostituta solo por el gusto de verla burlada.

La Cueva de Salamanca: va sobre una esposa adúltera que es inesperadamente salvada por un estudiante que monta una farsa de magia negra.

El Viejo Celoso: trata de un viejo celoso.

El Retablo de las Maravillas: es la historia de unos hombres que llegan a un pueblo con un retablo vacío que dicen tiene propiedades mágicas, quienes sean de sangre pura, es decir que sean cristianos de muchas generaciones y no judíos conversos podrán ver imágenes increíbles los personajes no ven nada, pero dicen que sí porque temen que se dude de su linaje.

El entremés empieza a jugar con la fantasía y la realidad al grado de que los espectadores del retablo son incapaces de distinguir entre las imágenes falsas y las verdaderas tiempo que cervantes denuncia un problema muy grave de la sociedad los españoles de ese tiempo.

Este entremés pone en evidencia el poder creador de la literatura y no sólo su capacidad de representación además hay un juego muy interesante entre lo que aparece en el retablo y la puesta en escena del entremés.

Los entremeses son una gran lectura tanto para acercarse a cervantes como para entender un periodo de la España antigua, no por nada han trascendido como máximas obras literarias, si bien al entremés se le considera un género menor el libro nos permite incluso cuestionarnos eso, que hace a un género mejor que otro no se trata sólo de las formas y las estructuras, sino de ejercerlas con maestría comprenderlas en sus dimensiones y hacer ellas arte.


Imágenes: 1 2 3 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *