Reflexiones de un viajero venezolano


Cada mañana un nuevo Venezolano se despierta lejos de su tierra y en latitudes conocidas todos coincidimos en tener una mejor calidad de vida unos corren con la suerte de conseguirlo mientras que otros aún están en la búsqueda.
Estoy convencido algo de que lo más importante que debemos llevar en la maleta no es el titulo universitario ni un abrigo para no morir de frío la verdad no es material lo primero que debemos llevar en nuestro equipaje es un humildad.


Humildad porque no importa si tu carrera profesional estaba en su mejor momento una vez ese avión despega o ese bus arranque es un nuevo comienzo.
Muchas veces te puede tocar hacer algo que no te gusta pero si lo hace con una buena actitud puede que te incomode menos sin importar donde estemos siempre llevaremos Venezuela nuestra identidad en nuestros corazones, la sensación a veces resulta inexplicable es algo que indudablemente todos tenemos la misma conexión.
Hasta el más pequeño detalle nos produce el mismo sentimiento, y no siempre es bueno que nos dejemos llevar por impulsos los resultados no son buenos, nunca juzguemos bajo ningún concepto porque cada quien tiene sus propios problemas tal vez sientas que los tuyos son peores.
Aprovechemos los pequeños de la vida porque nunca sabemos lo que pueden llegar a significar para algunos, pero veamos el lado positivo de las cosas esta generación tiene un propósito y tenemos que cumplirlo, no olvidemos que en la unión está la fuerza apoyándonos como hermanos y corrijámonos cuando haya que hacerlo.


Es momento de dejar las diferencias al lado y caminar juntos para lograr nuestro objetivo que al fin y al cabo es el mismo; vivir y vivir bien, nadie dijo que seria fácil pero te aseguro que es bastante emocionante y gratificante
Extraño mi tierra, familia y en especial a ti Madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *